EL AGUA MARAVILLOSA


¿QUÉ ES EL AGUA MAGNETIZADA?

El agua que ingerimos, cuando es sometida previamente al ordenamiento molecular, por medio de campos magnéticos, es capáz de desarrollar un fenómeno paramagnético al ser absorbida por el cuerpo humano. De este modo genera una resonancia sincrónica con las células que componen los tejidos biológicos. Se promueve el funcionamiento del metabolismo fisiológico y aumenta la capacidad del organismo para alcanzar la homeostasis.


¿PARA QUE SIRVE EL AGUA MAGNETIZADA?

La experiencia ha demostrado que el agua magnetizada ayuda en el tratamiento de casi todas las enfermedades, y es en especial benéfica en padecimientos digestivos, nerviosos y urinarios.

El agua magnetizada reduce el exceso de acidez y de bilis en el aparato digestivo y normaliza los movimientos intestinales, expulsando toda la acumulación de materiales tóxicos. De esta manera, limpia completamente el sistema, mejora la digestión, aumenta el apetito, expulsa la enfermedad y da salud y energía a la persona que la toma con regularidad. Es recomendable que incluso las personas sanas tomen agua magnetizada para mantenerse libres de molestias o padecimientos digestivos.

Esta maravillosa agua también es muy buena en padecimientos nerviosos y para regular la presión arterial. Produce también un efecto calmante y ligeramente sedante en el sistema nervioso. Ayuda a limpiar las arterias obstruidas, normaliza el aparato circulatorio, nutre y da fuerza.
Además de estas propiedades, el agua magnetizada es efectiva en el tratamiento de asma, bronquitis, resfriados, tos y todo tipo de fiebres.

También se recomienda el uso del agua como auxiliar externo para el lavado de ojos inflamados o irritados, heridas, brotes de eczema, etcétera, para una recuperación más rápida. En todo tipo de infecciones oftálmicas se logran resultados sorprendentes si se lavan los ojos varias veces al día con agua magnetizada. Para conservar una vista normal no hay nada como el lavado diario de los ojos con agua magnetizada.


EFECTOS EN LAS ENFERMEDADES

Los campos magnéticos trabajan sobre la circulación de la sangre, que contiene hemoglobina y hierro (la sangre es de color rojo debido al hierro, el hierro con oxígeno, oxidado, es de color rojo). Sin el hierro no hay energía, y sin energía se detienen el latido del corazón y la respiración, por lo que el hierro es esencial para la vida, y la influencia de un campo magnético sobre el hierro es considerable.

Los campos magnéticos producen una pequeña corriente eléctrica debajo de la piel, lo suficientemente fuerte como para causar efectos biológicos como son: la reducción de dolor, la regeneración de células y nervios, etc..

Un campo magnético atrae y repele las partículas cargadas de la sangre, creando movimiento y calor. Esto dilata los vasos sanguíneos, incrementando la circulación de la sangre y acelerando los procesos de curación y de recuperación.


¿EN QUÉ ME BENEFICIA?

El agua magnetizada se aplica en infinidad de dolencias, entre las cuales pueden mencionarse:
- La disolución de cálculos vesiculares y renales, permitiendo su eliminación por las vías excretoras naturales.
- El alivio de dolencias reumáticas y similares, tales como gota, etc.
- Problemas urinarios y digestivos, y toda la gama de afecciones ginecológicas.
- Aplicaciones externas, tales como conjuntivitis, otitis, heridas, llagas, etc.
- La dilución de depósitos de calcio y colesterol alojados en las arterias, restaurando a la vez la elasticidad de sus tejidos.

Por lo que se puede decir que, al consumir esta excelente aliada de la salud, todo el organismo se beneficia de estas propiedades.
Algunas personas notan un efecto inmediato al comenzar a ingerirla, por lo general la mejoría de las afecciones y la potenciación del tono vital empieza a apreciarse a partir de unos cuantos días del comienzo de su ingestión.

NOTA: El agua magnetizada no tiene contraindicaciones.